3 oct. 2009

¿"Legalizando" las scanlations?

Cómo me enteré de la movida
Lo cierto es que no estoy muy metida en el mundo de los fansub ni los grupos de scanlation: visito Tokyotosho todos los días, pero mi carpeta de Marcadores de Firefox está llena de páginas web de grupos que ya no están operativos. Lo cierto es que yo leo muy pocos scans y casi todos en inglés, así que estoy muy desconectada del panorama friki en la red y conocía MangaHelpers de casualidad, por haber dado con esa página buscando alguna raw. Puede que incluso me registrase para descargar o cotillear a gusto, pero en ese caso no recuerdo con qué nick lo hice...

En conclusión: sabía que existía MangaHelpers y que era útil, pero desconocía totalmente qué se cuece por allí hasta que encontré este artículo en la web de Null y Manga-Heaven, en el que se manifiesta indignación por la posibilidad de que alguien cobre por traducir y editar manga sin ser un trabajador del sector. Así fue cómo me enteré de la existencia de una propuesta a Viz Media para que MangaHelpers distribuyera manga de forma "legal", plan que se destapó de forma un tanto chapucera y desató las iras de los usuarios además de desencadenar un acalorado debate.

¿Qué planean hacer?
Si tenemos en cuenta que empecé a investigar a fondo el asunto anoche a la una de la mañana, no prentederéis que me haya leído las treinta y cinco páginas del famoso Business Plan... Sólo he leído un mail que lo explicaba por encima y los post en MangaHelpers con sus correspondientes comentarios y la disertación que hacen los de Manga Heaven y Null a raíz de todo esto. Y puesto que Ajo pensó que ese discurso contenía muchos aciertos, por eso os los trasladamos y, de paso, opinamos un poco nosotros también.

Lo que propone MangaHelpers es establecer un acuerdo con Viz Media, que acaba de lanzar una revista de manga on-line, para ofrecerles un enorme mercado potencial, la posibilidad de estudiar la aceptación de un manga antes de publicarlo y, por supuesto, rentabilizar la existencia de estas versiones on-line. A cambio, pretenden conseguir las raw directamente de la distribuidora, colaboración de traductores profesionales y que las scanlation tengan visos de legalidad. Y aquí es donde se monta el pollo, como es lógico.

Opiniones varias
Del post que propició que me enterase de todo esto queríamos destacar un par de párrafos que, traducidos de la manera un tanto libre que me caracteriza, dicen así:
A alguna gente le preocupa que su trabajo se utilice sin su consentimiento. ¿A quién coño le importa? En serio. Esos editores, son ellos quienes poseen la propiedad intelectual sobre la obra. Les pertenece. Al César lo que es del César, dijo Jesús, cosa que es muy inteligente. Ya hay muchos sitios que te roban el trabajo para obtener beneficios, así que permitamos a los verdaderos dueños que también lo hagan.
Lo que estoy diciendo es que el plan de Njt es aún más malvado y destructivo que cualquiera cosa que Tazmo (NarutoFan) haya hecho jamás, porque al menos Tazmo no está tratando de destruir ni dividir la comunidad, simplemente se está aprovechando de ella. Lo que quieren los administradores de MangaHelpers, en el fondo, es salvar su culo de los ataques legales por parte de la industria del manga y sacar beneficios (porque sacarán beneficios) con la excusa de ayudar a todos los demás... Esto es, a todos aquellos que sean usuarios suyos. Al resto del mundo lo pueden follar con un destornillador.
Más adelante añade que la mejor forma de colaborar con la industria es comprar el manga. Y ahora es cuando me toca a mí aportar mi visión de este mundillo:

Para empezar, yo estoy aquí para divertirme. Cuando me gusta un shot o una serie, me da igual que la hayan hecho diez millones de grupos y algunos incluso mejor. Al fin y al cabo, a la mayoría de los leechers lo único que le importa es poder leer lo que esperan cuanto antes y está visto y comprobado que con nuestra línea de trabajo no nos merece la pena medirnos el e-pene, porque no nos crece ni a la de tres. Así que cuando leí en el foro de Kimochiii declaraciones del palo que la scanlation es un bien para la comunidad, un servicio en pro de la difusión del manga y la cultura japonesa y que lo suyo es que nadie repita series para que se puedan traducir la mayor cantidad de obras posibles, me descojoné. Si tuviera voluntad de sacrificio y de servicio a la comunidad, me haría de la Cruz Roja o alguna ONG, no me sentaría delante del ordenador a distraerme con historias que me gustan o, como en el caso de Minami-ke, me dan un montón de asco pero me las ha pedido un amigo. Una afición no es una obligación y esa obsesión que parecen tener todos por "una serie, un fansub" me parece que obedece más a un deseo de exclusividad que a la buena voluntad. Esa percepción de "nos roban los trabajos" no consigo entenderla: robaría si utilizara tus traducciones, pero yo también puedo inventarme las cosas y me siento muy orgullosa de mi ortografía como para plagiar determinadas versiones. Y de mi español de Sevilla también me siento muy orgullosa, así que no empleo el español neutro ni creo que mi diversión ni mi forma de expresar lo que leo en inglés tenga que estar supeditada a los posibles lectores de fuera siempre y cuando se adecúe al desarrollo de la historia y al tono de ésta.

También en Kimochiii se hablaba de pedir permiso a los grupos guiris antes de traducir su trabajo, porque algunos lo prohíben expresamente. Esto hace referencia directamente al primer párrafo de antes: reconozco que uno tiene la propiedad intelectual sobre una traducción, pero desde el momento en que la traducción del japonés al inglés es ilegal porque no tiene los derechos sobre la obra, ¿qué base tienen para patalear? Toda la actividad es ilegal desde el principio. Citando de nuevo, "Esos editores, son ellos quienes poseen la propiedad intelectual sobre la obra. Les pertenece." y, de manera similar, una vez que cuelgas lo que sea en Internet, pierdes el control sobre el archivo. De hecho, nosotros suplicamos que no se resuban nuestras cosas y se usen nuestros enlaces para no tener que ir actualizando link cada dos meses, que es un puto coñazo, pero por cada persona que ha respondido bien a nuestra solicitud ha habido quinientas que se la han pasado por el forro. ¿Qué vamos a hacer? ¿Buscarlos para partirles las piernas? Pues no, nos resignamos y pasamos del tema.

Ésa es mi visión del mundillo en general. Ahora toca entrar en el tema que nos ocupa, la posibilidad de colaborar con las editoriales en particular:

Creo que no tiene sentido traducir algo que ya está traducido por un profesional. Me disgusta muchísimo encontrar faltas de ortografía y barbaridades de todos los colores en las ediciones de Norma, no me gusta nada que Ivrea aproveche la edición argentina para publicar en España porque algunas cosas me suenan raras y otro buen montón de pegas, pero yo también opino que la única manera de que los autores, que son quienes se lo merecen, ganen algo es comprar su obra. Bien puede atestiguar la chica de Nostromo que vengo a gastarme unos ciento veinte euros al mes en manga, lo cual viene a ser la sexta parte de mi sueldo (que es muy bajo, si echáis las cuentas xD). A pesar de las faltas de ortografía, me gusta pensar que un traductor profesional comprenderá mejor que yo los matices, los giros coloquiales y todas esas sutilezas del idioma, con lo cual la historia tiene que ganar mucho. Yo pago con gusto ese dinero porque creo que es una inversión provechosa. Ahora bien, si Viz Media mete mano en las scanlation y ofrece ayuda de traductores profesionales, ¿qué placer obtiene el traductor aficionado, si lo divertido es trabajar en lo que te gusta? ¿No es obvia la elección si te ofrezco un trabajo realizado por un experto y el de un aficionado?

Sí, la única manera de mantener la industria del manga es comprar manga. Eso lo suscribo totalmente. Y por tanto si algún grupo se atribuye la función de ir saciando las ansias de los fans en tanto se publica un tankoubon en el país correspondiente, puedo entenderlo. Lo que no puedo entender es que la gente suba manga licenciado y además mantenga los capítulos que ya están publicados en España. No obstante, yo hago lo que me sale de las narices, así que no me quejo si los demás hacen lo propio. De todos modos, traducir cosas no licenciadas fuera de Japón es tan ilegal como lo que está licenciado en España, porque estamos modificando sin permiso el contenido de una obra cuya propiedad intelectual no es nuestra.

Me he desviado, y mucho, del tema. Viz Media no tiene los derechos de todas las series, porque existen otras distribuidoras. Del mismo modo que algunos quieren mantener en su país las series al mismo ritmo que en Japón, algunos sólo quieren poner a disposición de los demás obras que aún no han visto la luz en su idioma y, por algún motivo, tienen pocas posibilidades de verla, como es el caso de doujin, one-shot, series sin versión animada que las haga conocidas en nuestro país y similares. Y dudo mucho que Viz Media autorice que se trabaje en estas series: no puede hacerlo si no tiene los derechos bien porque corresponden a otra empresa, bien porque no tiene intención de comprarlos. Por tanto, "legalizar" las scanlations llegando a acuerdos con las empresas reduce el campo de acción de los grupos, crea divisiones entre grupos "autorizados" y "no autorizados" y además viola todas las indicaciones del sentido común: cualquiera puede ver que los leechers no buscan calidad, sino rapidez; que en el momento en que se bajan manga licenciado se deduce que no quieren pagar por leer ciertas obras; que el éxito de ciertas páginas como Submanga o MangaHelpers radica en que aglutinan todas las actualizaciones y por tanto los usuarios se ahorran el trabajo de ir mirando las diversas webs de los grupos y el esperar para descargar, luego si diversas páginas llegasen a acuerdos similares con otras distribuidoras quizá ya les supondría demasiado trabajo mirar tantas webs distintas y emigrasen hacia lugares similares con mayor oferta y, sobre todo, gratuitos... A mi juicio, a la vista del panorama actual, el Business Plan de MangaHelpers no aporta ningún beneficio, ni a Viz Media, ni a los propios administradores de la página que ya han visto cómo muchos grupos han anunciado que retiran todo su material y que no vuelven a aparecer por allí, ni a los usuarios.

El tema da mucho más de sí, por supuesto, pero ya estoy cansada de escribir y, además, nosotros no pertenecemos a MangaHelpers, así que pueden hacer lo que les salga de las narices, que nosotros haremos lo propio :P

Ajo dice: creo que poco más puedo añadir. En este aspecto, Agua y yo compartimos completamente las ideas. ¿Cómo querer pretender siquiera el comercializar el trabajo de aficionados? Yo sé amontonar ladrillos y unirlos con cemento, pasar cables de electricidad y tuberías. Me puedo fabricar una chabola tranquilamente y, por muy decente que quede, no me van a dar la célula de habitabilidad. Es un ejemplo un tanto raro, pero creo que es aplicable.

Por otra parte está lo de 'fansubear' material que ha sido traducido y editado por profesionales, y que se puede adquirir en la tienda. ¿Pero qué mierda de necesidad hay de eso? Aparte de que es abiertamente un acto delictivo, ya que estás vulnerando los derechos de una empresa que ha comprado esa obra, y por tal, le pertenece legítimamente su distribución, ¿no es de recibo ver que con eso se daña el mercado general? ¿Que esto es un mercado, y que si no hay demanda se para la producción?
Con este tema soy bastante sensible, y comprendo perfectamente que las distribuidoras se quejan cuando los fansubs sacan material que ellos están comercializando, o peor aún, cuando se lo rippean. Yo tengo frutales, y en parte vivo de su producción. Para obtener beneficios tengo que currar todo el año: hay que regarlos, abonarlos, trabajarlos, quitar las hierbas, podar, además de echar productos fitosanitarios que valen una pasta. Y después de todo un año de curro, viene la hora de recoger los frutos y obtener beneficios. Y entonces es cuando empieza lo bueno: toda la gente que transita por el lado de la finca decide que puede coger un poco gratis en lugar de gastarse un par de euros en la tienda. Y tú dirás, "Joder, por un poco no pasa nada." Pero grano a grano puedes terminar limpiando una playa de arena; y si uno se lleva un kilo, otro otro kilo, al final del día, si pasan 20 personas por ahí, son 20 kg menos; 140 kg a la semana; más de media tonelada al mes. Y así ves como un hatajo de cabrones se aprovecha de todo el trabajo que has hecho sin darte nada a cambio, mientras tú te quedas mirando con cara de gilipollas cómo se llevan tus ganancias.
Pues esto es adaptable a la distribuidoras, que se gastan una pasta en derechos, pagando a traductores y editores, corriendo con los gastos de la rotativa, y cuando tienen el producto en el mercado, se encuentran que el producto que les pertenece (recuerdo que si compran los derechos, la distribución es suya y solo suya) lo están regalando por ahí. Y que con todo el gasto que han hecho, a saber si las ganancias que tengan serán suficientes para sufragar gastos. En fin, lo que quiero decir es: si quieres leer manga licenciado, cómpralo. Y si no tienes dinero, ¡trabaja, coño! O cómo creéis que lo hago para ir siguiendo más de quince series abiertas, ¿eh?
Hale, saludos de Ajo.


xD Va, Ajo, reconoce que hay otro método para leer manga licenciado... ¿O acaso tú no compras determinadas series y yo otras para luego prestárnoslas? Yo no soy tan radical como Ajo, pero sí compro las series que he leído y luego se han publicado en España, como Claymore, Wild Life, Hatarakiman (diox, Tokyo Style, vaya título le han puesto), King of thorn (qué ganas de ver la película) y esta misma tarde iré a por una serie del autor de El poeta que compra palabras, porque me gusta su estilo de dibujo. De algo tienen que comer, los mangakas, y para eso es preciso que las editoriales les paguen por su trabajo XD