16 ago. 2008

Minami-ke, capítulo 37: Un libro interesante

Casi parecía que últimamente sólo abría el Photoshop para "trabajar" en Minami-ke, porque desde el mes de julio en que me fui de vacaciones se habían amontonado los capítulos pero... ¡Al fin me deshago de todo lo acumulado! Prometería centrarme en los restantes proyectos sino fuera porque trabajo de diez de la mañana a ocho de la tarde (eso sí, me dan dos horas para comer) y por tanto no me queda mucho tiempo para hacer otras cosas.

Como mi vida no le interesa a nadie, vamos al lío: si en el capítulo anterior desvelábamos el misterio sobre Takeru, hoy se descubrirá el oscuro pasado de otro de los personajes.

Como de costumbre, partimos de la versión en inglés de Bakayarou; mientras Wasito esté en la playa no hay corrector que valga; las frases raras me las he inventado; y treinta y siete capítulos después sigo sin ser capaz de centrar los textos correctamente. ¡Jamás aprenderé a usar el Photoshop! Sin embargo, si a pesar de todo alguien quiere echarle un ojito al capítulo, puede hacerlo mediante los siguientes enlaces:

-4Shared
-Megaupload