15 dic. 2007

Post porque sí

Ahora que estamos a punto de conseguir lo que no pudimos hacer con Wild Life gracias a la licencia de Norma (terminar de editar un tomo), quería comentar un par de cosas. Supongo que Ajo (el editor) dirá que para qué, si nadie nos lee, pero me parece adecuado... Voy por partes:

-El blog: como ya he dicho, Ajo dice que nadie nos lee, pero cuando miro el contador, encuentro que hay un único visitante reincidente que, si Statcounter no me engaña, se conecta desde Chile. Seas quien seas, muchas gracias, que al menos a mí me hace ilusión que alguien se tome la molestia de visitarnos a diario...

-Un revolucionario por la tarde: este lector chileno entra siempre por la url de un post dedicado a este manga. Como ese proyecto es una licencia que me tomé, para distraerme en tanto Ajo trabaja en Milk Closet, creo justo avisar de que el quinto y último capítulo aún tardará un poco: la jornada laboral me resta muchísimas horas y ya se sabe cómo es la Navidad: el poco tiempo libre que tengo lo dedico a gastar lo que gano en el trabajo. No obstante, estoy en ello, ya que es la primera vez que me embarco en un proyecto de esta índole y finalizar un tomo completo yo sola ha sido una especie de reto.

Confieso que las onomatopeyas están muy guarramente editadas, porque aún no he conseguido aprender a rehacer tramas y he empleado el burdo recurso de poner alrededor de las letras un trazo blanco muy gordo para tapar las que ya existían en inglés, así que espero que me sepáis perdonar semejante guarrería. Precisamente por lo cutre del trabajo, es aún más de agradecer que alguien se haya tomado la molestia de ir descargando los capítulos, ya que ni siquiera releí el cuarto y a saber qué clase de barbaridades se me han escapado, por obviar la corrección.

-Milk Closet: como ya he dicho, Norma anunció que publicaría Wild Life cuando apenas llevábamos cuatro capítulos, de modo que cuando subamos el quinto capítulo de Milk Closet, será la primera vez que acabemos un tomo de un manga. Puede parecer una tontería, pero es algo que me hace ilusión porque, en cierto modo, es una seña de continuidad. El día que terminemos el cuarto y último tomo, hago una fiesta, ¡lo juro! Pero, al igual que comentaba que ocurría con el manga de Jiro Matsumoto, en estas fechas el ritmo de edición no es tan rápido y por tanto aún nos demoraremos un poquito.

En resumen: gracias a los que venís y, sobre todo, gracias por la paciencia, porque aún tardaremos un poquito ;)